Anunnakis Dioses Enki, Anu y Enlil

Ir abajo

09102013

Mensaje 

Anunnakis Dioses Enki, Anu y Enlil




ENKI
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
En la mitología sumeria y babilónica, Enki (En = Señor, ki = tierra), ó "Ea" como lo denominaron los Acadios y Babilonios (en realidad es
una denominación de origen sumerio, se trata de un nombre compuesto por los signos E = casa y A = agua), es el " Señor de la tierra "
aunque se le asocia principalmente con el mundo acuático. De hecho Enki/Ea, según esta mitología, reina en el Apsu, un territorio
situado en la profundidad de la tierra, mientras que es Enlil ("señor del aire") el que ostenta la soberanía en la superficie. Enki,
Nudimmud ( uno de sus epítetos más usados, algo así como " hacedor ") es el dios de la sabiduría, señor de la construcción, las artes,
el diseño y la creación. Es uno de los tres dioses más importantes (con Enlil y Anu) de la cultura mesopotámica, surgida en el valle del
Tigris y el Eufrates.

Es el creador de la humanidad, a través de lo que hoy podríamos llamar manipulación genética, según se podría interpretar de lo que se cuenta en la leyenda épica acadia de Atrahasis, y es con posterioridad considerado también su salvador, ya que alertó sobre el diluvio universal ( abubu en acadio y a.ma.ru en sumerio ) a Ziusudra (el nombre babilonio de este mismo personaje sería Utnapishtim). Este diluvio lo promovió Enlil, el "Señor del Cielo (del aire o de la atmósfera)", ante la asamblea divina, aparentemente preocupado por la excesiva proliferación del género humano y su ruidoso comportamiento. Enlil consiguió convencer al resto de los dioses, reunidos en asamblea, para que autorizasen el exterminio de la Humanidad. Esta leyenda, probablemente, dio origen al posterior relato bíblico de Noé y el diluvio universal.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Su templo principal era el " e-engur-a ", lugar sagrado rodeado de cañaverales en el " Abzu " donde residía. La ciudad de Eridu fue su primera morada, construida por él mismo a su llegada a la tierra. Enki es el único detentor de los misteriosos "Me", término intraducible que se viene interpretando como "Poderes" o "Leyes divinas", y que los dioses podían portar como adornos o joyas.

El auténtico nombre de Sumer era en su lengua "KI.EN.GI" literalmente "la tierra del señor del cañaveral", quizás un detalle de la importancia de este dios, del que se especifica en un texto muy difundido que estableció su morada entre cañaverales. El dios Enki siempre gozó de una cierta preeminencia a pesar de no ser el titular del panteón mesopotámico, de hecho su hijo Marduk heredó el trono celeste, en detrimento de la descendencia del jefe, Enlil.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Sus símbolos eran la cabra y el pez, que más tarde se refundieron en una única bestia denominada Capricornio. De ahí que, astronómicamente, se asocie a las constelaciones de Acuario y Capricornio, aunque también se le relaciona con el planeta Mercurio. Se representa como una figura masculina portando o vertiendo agua.


ANU
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Anu era el nombre de una deidad en la mitología mesopotámica y mitología sumeria, descrito como un dios del cielo.

Los sumerios lo llamaban An (para Acadios y babilonios Anu). De hecho, An significa precisamente "cielo" en sumerio. Junto con Enki y Enlil forma la llamada "Tríada Sumeria" de dioses principales. Se supone que en un principio (antes de 2500 a. C.) era el dios más importante del panteón sumerio, para luego en tiempos Acadios y babilonios, fue perdiendo relevancia y fue sustituido por Enlil o Enki en este papel, y luego por los distintos dioses regionales (Marduk, Assur, etc). Pese a esto, siempre tuvo un papel preponderante en todos los panteones como demiurgo o dios original del Universo, aunque sus características concretas nunca estuvieron muy definidas. La leyenda cuenta, que era hijo de Anshar y Kishar y él fue quien dio el "poder de los cuatro vientos" o el "poder de Anu" a Marduk para poder enfrentar a Tiamat (véase Enuma Elish), luego de ser enviado por Anshar en una misión de paz, en la que fracasó. Su lugar de culto se centró en Uruk y sus seguidores eran principalmente los Anunnaki o Anunna. Junto a Enlil, dan a varios dioses sus regiones terrenales de influencia.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Inicialmente, según la leyenda, estaban mezcladas el agua del mar, el agua de los ríos y la niebla, en un solo cuerpo y cada una personificada por tres dioses: la madre Tiamat, el padre Apsu y el visir Mummu. El agua del mar y el agua de los ríos engendraron a Lahmu y Lahamu, dioses que representaban el sedimento (suelo, lodo), y éstos a su vez engendraron a Anshar y Kishar (aunque no está del todo claro, si son hijos de Lahmu y Lahamu o de Apsu y Tiamat), los dos horizontes, límites de Todo el Cielo y de la Toda la Tierra, y éstos a su vez engendraron a An. En un principio la Tierra y el Cielo estaban unidos y fueron una montaña que emergió del Océano primitivo. El pico de la montaña, que tenía su base en la Tierra, tocó el Cielo. An, era el Cielo y Ki/Ninhursag la Tierra. Nammu, madre de Ki, era el Océano primigenio que rodeaba a la Tierra, el caos original. An y Ki engendraron un hijo, Enlil (En significa 'Señor', y lil 'del aire'), al nacer separó al Cielo y de la Tierra, y así se creó el día (el alba).

Sus hijos
Según parece, junto a su consorte Ki (luego para los Acadios An-tu), eran los antepasados de la mayor parte de los Anunnaki, siendo Enlil el más conocido. Los textos relatan que junto a Nammu, dio vida a Enki (otro gran dios y patrón) y a Ningikuga y que junto a Uras, engendró a Nin'insinna. Como ya mencionamos, también aparecen como hijos suyos y de su consorte Ki (An-tu): Enlil, los Igigi, los Sebitti, Gulu, Gibil, Nusku y Martu.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Astronómicamente estaba asociado con el "Camino o Sendero de An", región de la bóveda celeste coincidente con el Ecuador. Posteriormente se definiría dicha región como el espacio entre los dos trópicos. Tenía asociado el número 60, cifra sagrada para los sumerios. Su ideograma en caracteres cuneiformes también servía para describir la palabra "dios", Dingir en sumerio, ilum en acadio. Se le representaba mediante una estrella o, más frecuentemente, a partir de la época de los Casitas, mediante la corona de siete pares de cuernos propia de los grandes dioses.

Diosa celta Anu
En la mitología celta igualmente existe una diosa de nombre Anu. Se trata de la forma de doncella de la diosa Dana o Danu, siendo Danu la forma de madre y Badb la forma de anciana. Anu es diosa de la fertilidad, la abundancia y la prosperidad, uno de sus símbolos es la Luna Creciente. A veces, se la vincula o confunde con otras diosas, tales como Ainé.

ENLIL

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Enlil con su esposa, Ninlil.

Enlil en la mitología sumeria (también, a veces, Ellil en textos posteriores Acadios, hititas o caananitas), era el dios del cielo, del viento, las tempestades y la respiración. Fue adorado además por otros pueblos mesopotámicos, como los Acadios, babilonios, cananeos y asirios, pues así lo atestiguan sus inscripciones en tablillas.

Se han propuesto dos orígenes para el nombre Enlil. Según el primero vendría del sumerio (nlin, EN.LÍL, de EN = "Señor + LÍL = "Tormenta" o "Viento"1 ), por lo que su nombre significaría literalmente, "Señor de la tormenta" o "Señor del viento" o "dios del viento". La otra opción, más reciente, indicaría una sumerización de la raíz semita il (Dios),2 la misma que da origen a los términos El y Alá, significando así dios señor. Su nombre se encuentra asociado frecuentemente al término kur, que hacía referencia a montaña y a extranjero. Así, su hogar era el é.kur (casa-montaña) y los adjetivos asociados al dios eran kur.gal (gran montaña) y lugal.a.ma.ru (rey de las tormentas). Todos estos términos parecen indicar que Enlil era un dios del clima. En Mesopotámica, el clima no marcaba la bonanza de las cosechas, ya que éstas dependían del curso de los ríos, sino sólo su desgracia y malogro. Esto explica el carácter irascible y temible de Enlil que sólo se manifiesta en hechos negativos como las grandes tormentas, las inundaciones y los cambios de curso de los ríos. Así, en el mito del Diluvio mesopotámico es Enlil quien abre las compuertas del cielo para acabar con los molestos humanos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El principal centro de culto de Enlil era E.kur (casa de la montaña) en Nippur, donde según la tradición tenía "el ojo que explora la Tierra".

Hijo del dios del cielo An y de la diosa Ki, al nacer, separó el cielo "An" de la tierra "Ki". Enlil, Anu (An en acadio) y Enki forman la trinidad suprema del panteón sumerio. Enlil era la divinidad patrona de Nippur y guardaba "las tablillas del destino" donde se encuentra decretado el destino de todo lo existente.

En el mito de Enlil y Ninlil se narra cómo el dios se encuentra a Ninlil bañándose en los pantanos. A pesar de las advertencias de ella, Enlil consigue fecundarla mediante engaños. Por este acto, censurado en la tradición mesopotámica, es expulsado de Nippur; pero Ninlil le sigue. Así, mantendrán relaciones otras tres veces, de las que nacerán tres dioses de ultratumba.

En Atrahasis, Enlil intenta destruir a la humanidad en tres oportunidades, molesto por sus hábitos ruidosos. En el último de estos intentos, arrasa la Tierra con un Diluvio. La humanidad consigue salvarse gracias a la intervención de su medio hermano, Enki, que ordenará a Atrahasis, la construcción de un enorme barco en el que deberá cargar semillas y animales. Luego Enlil inunda la Tierra abriendo las compuertas del cielo. Los demás dioses reprenden a Enlil ya que necesitan los sacrificios que realizan los humanos para alimentarse. Cuando las aguas se retiran, Ziusudra ofrece un sacrificio a los dioses, que lo reciben hambrientos. Finalmente Enki solicita a la diosa madre la creación de nuevos seres humanos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El culto a Enlil se encuentra documentado a principios del período dinástico arcaico, hacia el 3000 a. C. Su origen más probable son las áreas montañosas del norte de Mesopotámica, donde habría tenido un carácter más propio de dios del clima: imprevisible e irascible, pero cruel y bondadoso a partes iguales. Con la llegada a las áreas del sur de Mesopotamia perdió todo rasgo fertilizador y creador —más propios de Enki— y fue definiéndose en la posición dominante del panteón mesopotámico, donde permaneció hasta la popularización del culto a Ninurta, su hijo primogénito según la tradición posterior.

A finales del período acadio, Enlil aparece como hijo de Anshar y Kisha
avatar
Harry
Equipo
Equipo

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 22/10/2012
Localización : MDQ

http://tierrasapiens.foroac.com

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.