Anunnakis ME: Decretos de los dioses

Ir abajo

09102013

Mensaje 

Anunnakis ME: Decretos de los dioses




Me

En la mitología sumeria, un me (en lengua sumeria, convencionalmente pronunciado me o mei) o ñe [ŋɛ] o parşu; en lengua acadia, parsu) es uno de los decretos preordenados inmutables de los dioses o fuerza impersonal que fundamenta las instituciones sociales, las prácticas religiosas, las tecnologías, los comportamientos, costumbres y las condiciones humanas que hacen posible la civilización, tal como los sumerios la entendían.
Son leyes fundamentales para que los sumerios entiendan la relación entre los humanos y los dioses y garanticen el equilibrio del universo y con ello, la sociedad.

Origen y naturaleza mitológica
Los mes eran poseídos originalmente por el dios Enlil y luego entregados para su custodia al dios de la sabiduría Enki, quien los gestionaba en los distintos centros sumerios comenzando con su propia ciudad de Eridu y continuando con Ur, Meluhha y Dilmun. Esto se describe en el poema "Enki y el Orden Mundial", que también detalla la forma en que se reparten las responsabilidades de diversos oficios y los fenómenos naturales entre los dioses menores.
Aquí los me's de varios lugares son ensalzados, pero no están claramente especificados, y parecen ser diferentes de las responsabilidades individuales de cada divinidad, ya que se mencionan en relación con lugares específicos en lugar de con dioses. Después de una considerable auto-glorificación por parte de Enki, su hija, Inanna se queja que ha dado poca importancia a sus esferas de influencia divina. Enki hace lo posible por aplacarla, señalando aquellos que ella, de hecho, posee.

No existe implicación directa en el ciclo mitológico entre este poema y lo que es nuestra principal fuente de información sobre los mes, "Inanna y Enki: La transferencia de las artes de la civilización de Eridu a Uruk", pero una vez más el descontento de Inanna es patente. Ella es la deidad tutelar de Uruk y desea aumentar su influencia y gloria trayendo los mes desde Eridu. Para ello, viaja al santuario de Enki en Eridu, el E-Abzu, en su "barco de los cielos", e invita a un banquete a Enki con la intención de emborracharle y poder hacerse con los más de cien mes. Con el robo de los mismos, parte en barco hacia Uruk y cuando Enki se ha dado cuenta del hecho, intenta recuperarlos pero la diosa rechaza a los demones emisarios con conjuros mágicos y al final desiste.
Pero como dios es sabio y reflexivo no se enfadará con Inanna, pues incluso la ayudará a salir posteriormente del inframundo. Ya que, como el fuego, los mes pueden distribuirse sin perder su valor y función.

Probablemente nunca llegaremos a conocer cómo eran los mes, aunque son representados como objetos físicos de algún tipo. No sólo estaban almacenados en un lugar prominente en el E-Abzu, sino que Inanna pudo mostrarlos a la gente de Uruk después de que llegara con ellos en su barco. Algunos de ellos eran realmente objetos físicos, como es el caso de instrumentos musicales, pero otros eran "tecnológicos" como la cestería o abstracciones como la "victoria". No queda claro en el poema cómo estas cosas podían ser almacenadas, manipuladas o expuestas.

No todos los mes tienen características admirables o deseables.
Junto a funciones como "heroicidad" o "victoria" también se encuentran "la destrucción de las ciudades", "falsedad" o "enemistad". Los sumerios, aparentemente consideraban los males y pecados como una parte inevitable de la vida de la humanidad, decretos divinos e inescrutables que no debían ser cuestionados.

Lista de mes
Aunque se mencionan más de cien mes en el último mito, y la lista completa se da en cuatro ocasiones, las tabletas en los que se encuentran son tan fragmentarias que sólo tenemos poco más de sesenta. Kramer da un orden consecutivo, aunque da un salto inexplicable con cuatro artículos que faltan entre el "arte de la metalurgia" y "el oficio de escriba", probablemente por disponer de textos inteligibles.

Algunos de los mes:

La soberanía
La divinidad
La corona sublime y permanente
El trono real
El cetro sublime
La insignia real
El santuario de lo sublime
La dignidad del pastor
El reinado
El señorío duradero
La Divina Señora (dignidad sacerdotal)
El Ishib (dignidad sacerdotal)
El Lumah (dignidad sacerdotal)
El Gutig (dignidad sacerdotal)
La verdad
El descenso al inframundo
El ascenso del inframundo
El Kurgarru (especie de eunuco)
El Girdabara (especie de eunuco)
El Sagursag (especie de eunuco)
La bandera de las batallas
El diluvio
Las armas (?)
Las relaciones sexuales
La prostitución
La ley (?)
La calumnia (?)
Las artes
La sala de la adoración
El cielo hiérodulo
El Gusilim (instrumento musical)
La música
La función de los ancianos
La calidad de héroe
El poder
La hostilidad
La justicia
La destrucción de las ciudades
El lamento
Las alegrías del corazón
La mentira
El país rebelde
La bondad
La justicia
El arte de trabajar la madera
El arte de trabajar los metales
La función de un escriba
El oficio de herrero
El oficio de curtidor
El oficio de albañil
El arte de la cestería
La sabiduría
La atención
La purificación sagrada
El respeto
El terror sagrado
El desacuerdo
La paz
La fatiga
La victoria
El consejo
El corazón turbado
El juicio
La decisión
El Lilis (instrumento musical)
El Ub (instrumento musical)
El Mesi (instrumento musical)
El Ala (instrumento musical)
avatar
Harry
Equipo
Equipo

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 22/10/2012
Localización : MDQ

http://tierrasapiens.foroac.com

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.